Egos y roles

Analizando algunos de los equipos que han marcado diferencias, y aquellos probables candidatos a hacerlo, identificamos además de virtudes tácticas, despliegue físico o amplitud de nombres, un binomio singular: Ego vs Rol. Y en éste, tiene mucha mayor importancia de lo señalado, la figura del entrenador como gestor de recursos humanos; los jugadores.

Joventut, Real Madrid y FC. Barcelona son los tres eurocampeones representantes de la liga ACB. Panathinaikos y CSKA, los dominadores actuales ante la transición macabea; y en todos observamos una marcada tendencia en el liderazgo en pista pero también un relevante peso de los gregarios, hecho en el que adquiere resonancia la presencia del preparador.

Detenidamente, gracias al auge del talento en Europa y a la explosión económica de los clubes pujantes -sin entrar a analizar el origen del montante-, en las configuraciones de las plantillas ya no bastan dos líderes en cancha (Villacampa-Thompson, Sabonis-Arlauckas o Giannakis-Wilkins), se hace imprescindible un patrón más. Siendo así, se presentan las sociedades, Jasikevicius-Diamantidis-Batiste, Papaloukas-Holden-Siskauskas, Bullock-Reyes-Papadopoulos… y sin embargo, serán los entrenadores los encargados de hacer sentir importantes y reconducir los egos y caracteres del resto de los elementos de los equipos hacia labores de escuderos y gregarios en pro del éxito final. El reto de Obradovic, Messina o Gherson es acoplar las características de ciertos apellidos (Spanoulis-Becirovic, Langdon-Smodis, Greer-Bourousis) hacia trabajos menos vistosos, y que los realicen con convencimiento y sacrificio.




add to del.icio.us :: Digg it :: add to furl :: Stumble It! :: seed the vine ::

Anuncios